ARCHIVO CDRINFO GENERAL

LA HISTORIA DE LA MADRE DEL ADOLESCENTE ASESINADO DE VEINTE PUÑALADAS EN PARQUE AVELLANEDA

Un amor que no fue, la trama detrás del asesinato de las 20 puñaladas en 18 segundos

El diario Clarín, publicó un artículo relatando la historia de la madre de Ariel, el adolescente boliviano que fue asesinado por otro, de 17, que creía que estaba de novio con su prima. Sucedió tras salir de una escuela en Parque Avellaneda.

Un amor que no fue, la trama detrás del asesinato de las 20 puñaladas en 18 segundos

La mamá de Ariel Fernández Orellana, el chico de 14 años que fue asesinado de 20 puñaladas por otro de 17 años. (Foto Lucía Merle)

Ariel Fernández Orellana (14) ya estaba muerto, pero su mamá lo esperaba en la parada del colectivo. A las nueve de la noche, desesperada, volvió a su casa. Revisó el celular de su hijo y encontró un mensaje de voz del director de la escuela. “¿Qué?”, gritó cuando escuchó que había habido un problema y el adolescente estaba en la comisaría 40°. Se subió al 318 y del lado porteño, a un taxi. Mónica pensaba que había ocurrido una pelea. Que seguramente los chicos lo habían molestado una vez más a su hijo, por ser boliviano. Era común que le dijeran “bolita”, como a tantos niños en colegios porteños y del Conurbano.

“Me lo voy a llevar a Bolivia. Estoy cansada de vivir intranquila”, le dijo Mónica a la amiga que la acompañaba. Vivía preocupada por la inseguridad. Por eso, casi no lo dejaba salir solo. Si seguía en Buenos Aires era porque Ariel le había pedido quedarse a terminar sus estudios. Creía que en Argentina tendría más oportunidades que en Bolivia.

Un amor que no fue, la trama detrás del asesinato de las 20 puñaladas en 18 segundos

La mamá de Ariel Fernández Orellana, el chico de 14 años que fue asesinado de 20 puñaladas por otro de 17 años. (Foto Lucia Merle)

En la comisaría le darían la peor noticia. Por el asesinato había un detenido, de 17 años, también boliviano. Como todos los días, Ariel había llegado desde el colegio de Parque Avellaneda hasta la esquina de Rivadavia y Benedetti, en el barrio de Vélez Sarsfield, junto a otros dos alumnos. No está claro a qué altura de la caminata (de unos 800 metros) se sumó el homicida, primo de los dos compañeros de Ariel. Se sospecha que lo atacó por celos, creyendo que Ariel y su prima, también de 14 años, mantenían una relación.

Del asesinato hay un video, filmado desde un gimnasio vecino a la esquina del hecho, en el que se contabilizan 20 puñaladas en 18 segundos.

El detenido reconoció estar enamorado de su prima desde los 10 años”, le asegura a Clarín Martín Sarubbi, abogado de la familia. Se lo acusa de “homicidio agravado por alevosía”, que prevé una pena a perpetua. No tenía antecedentes penales y vivía en Liniers. Cursaba quinto año.

“Yo le revisé el celular a mi hijo y los mensajes que tiene con la chica (por la prima del detenido) son de dos compañeros de curso. Se mandaban fotos de maquetas y tareas. Además, Ariel no salía solo como para creer que tenía una relación con ella. Nunca fue a un baile, ni a un cine; ni siquiera conocía el Obelisco”, dice Mónica en la esquina del crimen.

La compatriota boliviana dejó un ramito de flores, una botellita de agua y una gasesosa en el semáforo donde aún quedan marcas de sangre de su hijo. “Era fanático de esa gaseosa; era lo único que me exigía. Ariel trabajaba, tenía su puestito propio en la feria. Me daba la ganancia para ayudarme. A cambio solo me pedía almorzar y cenar con una gaseosa”, contó la madre a Clarín.

Y agrega: “Si hubiera muerto en un accidente de tránsito o por una enfermedad, yo podría entender qué fue por algo, que las cosas pasan por algo. Tendría paz. Pero así no; no hay consuelo…”.

Mónica nació en Cochabamba. Ella llegó a Buenos Aires en 2009; él, en 2011, cuando tenía 7 años. Mónica comenzó trabajando 15 horas diarias en un taller, donde también vivía junto a 15 paisanos. Estaba feliz: por primera vez en su vida podía comprarles lácteos y frutas a sus hijos. Y ropa usada en las ferias, algo que en Bolivia era imposible, a pesar de tener dos trabajos. Con mucho esfuerzo juntaba los 70 pesos para la hora de maestra particular de Inglés, la única materia baja que tenía Ariel.

Por tres años de trabajo en el taller recibió una indemnización de $ 500. Con eso compró bultos de ojotas en Once, que vendía en ferias de Ciudad Oculta, Cildañez y Soldati. Ariel la acompañaba cada fin de semana y durante la semana hacían la compra de mercadería juntos. El año pasado se había “independizado”. Tenía 13 años y un puesto a su cargo en la misma feria que su mamá. Vendía artículos de limpieza que compraba en mayoristas de Liniers y Ciudadela. Muchos feriantes hicieron una colecta para pagar el abogado. Los docentes de Ariel también colaboraron.

En la casa de La Matanza, el chico había ayudado con la instalación eléctrica. También, gracias a lo que había aprendido en la escuela, cambió el piso de tierra por el de material. Mónica, cuando no vendía en las ferias, trabajaba en un taller a cambio de la comida. Si tenía suerte, le pagaban con alimentos para sus hijos.

Ariel, cuando la veía mal y cansada, la abrazaba y la consolaba: “No llores, mamá. Ya voy a ser grande y voy a poder trabajar en la construcción. Voy a comprarte muchas cosas y un auto para que no camines más ni te canses”. Pero Mónica lo sigue llorando. A un mes y medio de perder a su hijo, visita su tumba a diario.

Este artículo merece una reflexión de nuestra comunidad que muchas veces por estar avocados a nuestra labor dejamos de lado la conversación con nuestros hijos. Saber que les pasa, que sienten y que emociones van viviendo a lo largo de sus días. 

Etiquetas

CDR

CDR Bolivia al aire, es un medio independiente, de interés periodístico social, cultural y de actualidad, cuyos pilares indispensables son el compromiso con los ciudadanos, la cultura y los derechos humanos. Con una amplitud de voces CDR Bolivia al aire, cuenta con propuestas en su labor que reflejan la diversidad, pluralidad, actualidad y responsabilidad, siendo un lazo entre los actores sociales que se integran a través de las actividades sociales y culturales

Related Articles

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Close