ARCHIVO CDRINFO GENERAL

TRABAJABA DESDE LOS 12 AÑOS, NO SABE LEER, NI ESCRIBIR Y NO LE PAGABAN EL SUELDO

El caso de un trabajador rural que el día viernes 11 de septiembre fue encontrado en condiciones de semi esclavitud a las que estaba siendo reducido, en las propiedades de un terrateniente en la localidad de General López, provincia de Santa Fe.

Se llama Oscar Gamboa, tiene 32 años y es un peón que trabaja desde los 12 años en un establecimiento agropecuario de una familia terrateniente de Santa Fe. Los patrones siempre fueron los mismos: la familia Rossi de Rufino. La información fue confirmada al medio local PUEBLO Regional por Juan Flaherty, secretario general de la UATRE General López, y la persona que denunció ante la Justicia Federal y ante el Ministerio de Justicias y Derechos Humanos de la Provincia, la situación.

El trabajador estaba sin registrar (en negro) y la vivienda que habitaba no posee casi amueblamiento, ni los más mínimos elementos de higiene: no tenía cama (solo un catre), ni heladera, ni comida. Sólo dos sillas. Gamboa tiene 32 años, y vive allí desde los 12. Primero vivió junto a su padre y luego que este falleciera, quedó sólo en el tambo. Desde hace 20 años trabaja con el mismo patrón. Y no sabe ni leer, ni escribir.

Oscar Gamboa tiene 32 años, y es el peón rural al que liberaron fuerzas de seguridad y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia. El operativo de rescate sucedió el viernes 11, pero la saga se inició a principios de mes, cuando en un operativo de control de rutina la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) encabezado por el propio Flaherty se encontraron con esta situación, la que fue denunciada ante la Justicia Federal. El domingo 6 de septiembre efectivos de gendarmería nacional constataron que las denuncias del gremio eran ciertas, y el viernes 11 se procedió al rescate.

Existe la versión, esbozada por el titular de Uatre Rufino, de que el campo de donde rescataron a Oscar Gamboa de las condiciones de semi esclavitud en las que se encontraba pertenece a Fernando Rossi, empresario y médico propietario de la Clínica Modelo, uno de los sanatorios de Rufino. Si bien otras fuentes señalan que sería de su hijo. Otras plantean que es del hermano de Fernando.

Entre otras situaciones de extrema precariedad y abandono padecidas por Gamboa (el peón rural) puede mencionarse que no le pagaban aquello a lo que se habían comprometido desde hace meses, le descontaban la luz que consumía, e incluso las vacas que se morían. Cuando llegaron las autoridades y ante la falta de recursos, el hombre estaba comiendo fideos con leche. Según el relato de Gamboa, transmitido a PR por el secretario general de UATRE, “el patrón le ponía candado a la tranquera para que no fuera al pueblo”.

COMUNICADO DEL PATRÓN

EL PATRÓN AFIRMA QUE EL PEÓN RURAL DEL TAMBO, QUE VIVÍA DE ESA FORMA, Y NO SABE NI LEER, NI ESCRIBIR; ERA SU “SOCIO” Y “NO SU EMPLEADO”

«Por medio de la presente me veo en la obligación de aclarar la verdad de los hechos respecto a la nota publicada en su medio. En primer lugar que entre nuestra sociedad y una persona existía un “Contrato Asociativo de Explotación Tambera”, figura asociativa fuera del marco laboral, de aplicación obligatoria en todos los tambos a lo largo y ancho del país. Que por causas previstas en el citado contrato, se decidió la rescisión del contrato y el alejamiento del establecimiento del tambero. Él mismo luego de haber firmado la rescisión contractual y recibido el importe correspondiente a su liquidación según contrato y demás disposiciones vigentes, abandonó la propiedad por sus propios medios tomándose el tiempo estipulado por contrato para que así lo hiciese. Por lo que niego rotundamente que su situación se asemejara a la de un trabajo “esclavo o semiesclavo” o que yo haya incurrido en “abandono de persona”, lo que se considera injuriante.

Fernando Rossi afirma que con el trabajador rescatado por Gendarmería, existía un «contrato asociativo de explotación tambera». En una suerte de descargo enviado al portal colega de Rufino “La Tribuna del Sur”, el empresario agropecuario da su versión de los hechos. El texto se reproduce íntegramente a continuación.

«Nuestra empresa cumplía con las obligaciones a su cargo, en especial la de proveer una casa habitación y distribuir las utilidades según lo estipulado, sin que cupiera a nosotros proveerle alimentación como vigilar las condiciones de higiene en las que esta persona habitaba dentro de su propio hogar. La ley 25169 regula el “Contrato Asociativo de Explotación Tambera”, que como se explicó anteriormente no es una relación laboral, sino una asociativa de naturaleza agraria donde el tambero asociado es o puede ser a su vez empleador de las personas de que se sirve en su auxilio para el desarrollo de su actividad. El percibe su retribución o participación de acuerdo a lo pactado, y por contrapartida tiene a su cargo una serie de obligaciones fiscales, seguridad social, previsional, etc. De manera que ni la Uatre ni el Renatre ni ninguna otra entidad gremial tenía derecho a hacer procedimientos. Le hago saber que no he recibido denuncia alguna hacia mi persona y que toda la documentación respaldatoria, tales como contrato inicial, denuncias, liquidación y rescisión de contrato FIRMADOS POR AMBAS PARTES serán presentadas ante quien corresponda con el fin de demostrar la verdad de los hechos. En último lugar, sugiero que antes de publicar noticias con títulos espectaculares que pueden afectar la honra de las personas, extreme el rigor para confirmar su realidad.
Sin otro particular. Saludo atentamente».
La nota es firmada por «Fernando Rossi, Representante de Suc. De Raúl Rossi S.H»

En cuanto al último párrafo del descargo, La Tribuna del Sur quiere destacar que el título de la noticia no es «espectacular», como subjetivamente lo califica el firmante de la nota, sino la transcripción textual de lo dicho por el secretario general de UATRE Rufino. Por otra parte, este medio consideró necesario extremar el rigor en la confirmación de la información, consultando precisamente a la entidad que inició las acciones que culminaron en el procedimiento de Gendarmería y el Ministerio de Trabajo.

Fuente: Pueblo Regional

CDR

CDR Bolivia al aire, es un medio independiente, de interés periodístico social, cultural y de actualidad, cuyos pilares indispensables son el compromiso con los ciudadanos, la cultura y los derechos humanos. Con una amplitud de voces CDR Bolivia al aire, cuenta con propuestas en su labor que reflejan la diversidad, pluralidad, actualidad y responsabilidad, siendo un lazo entre los actores sociales que se integran a través de las actividades sociales y culturales

Related Articles

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Close