ARCHIVO CDRINFO GENERAL

JUSTICIA POR SEBASTIÁN: a un año del fallecimiento del periodista víctima del golpe de Estado en Bolivia

La familia de Sebastián Moro, denuncia que la muerte del periodista argentino está directamente ligado a su ejercicio periodístico por su compromiso con la lucha de los Derechos Humanos y por ser el primero en denunciar el inicio del derrocamiento de la presidencia del ex mandatario Evo Morales, que terminó con un golpe de Estado el 10 de noviembre de 2019. Familia, amigos, organismos sociales y periodistas exigen justicia por su muerte dudosa.

 “Un golpe de Estado en marcha en Bolivia”, fue la última nota que Sebastián envió al portal argentino Pagina 12 el 9 de noviembre. Una noche negra para Bolivia; los movimientos opositores a la gestión de Evo Morales llegaron a la Paz para exigir la renuncia Evo Morales, la Policía Boliviana se amotinó y las Fuerzas Armadas pidieron públicamente que este deje la presidencia. Una noche donde pocos medios de comunicación denunciaron los actos de represión la gesta del golpe de la derecha. Murió ejerciendo su oficio con militancia, denunciando la instauración de un gobierno de facto.

El 9 de noviembre de 2019 lo encontraron desvanecido en el departamento que vivía en La Paz, Sopocachi y de ahí lo trasladan a un hospital. Unos días después, el 16 de noviembre, falleció en una clínica privada del barrio Miraflores. Según el parte médico registra como “accidente cerebro vascular” (ACV) y “politraumatismo”. Pero la familia sospecha y considera la muerte del corresponsal oriundo de Mendoza, como muerte dudosa ya que encontraron en su cuerpo hematomas que serian síntomas de torturas que esto ser previo al ACV que le provoco la muerte. Se suma a que no encontraron su grabador personal, su herramienta de trabajo con el cual el periodista realizaba entrevistas para el semanario Prensa Rural, de la CSUTCB (Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia) donde trabajó.

“Fuimos una de las primeras familias en denunciar el Golpe de estado en Bolivia y los crimines cometidos por la dictadura que tuvo como cara visible a Jeanine Añez y por detrás a los cívicos cruceñistas (Luis Fernando) Camacho, (Carlos) Mesa y Estados Unidos, quienes comandaron el golpe”, cuenta Penélope Moro, la hermana menor de Sebastián.

Sebastián fue un militante de los Derechos Humanos haciendo uso de la pluma en sus crónicas o usando la herramienta de las fuentes testimoniales en sus programas de radio contó la periodista y hermana de Sebastián.  El periodista colaboró con los juicios de Lesa Humanidad ocurridos en la dictadura cívico militar en Argentina en Mendoza y denunció casos de violencia institucional en tiempos de democracia.

La familia de Moro presentó una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El 7 de abril, este organismo internacional dio a conocer su Informe Anual de la Relatoría Especial sobre la Libertad de Expresión 2019, firmado por el abogado uruguayo Edison Lanza. En el capítulo “A. Libertad de expresión en el contexto de crisis política post electoral en Bolivia”, refiere: “Entre las principales vulneraciones al ejercicio de la libertad de expresión y al derecho al acceso a información pública registradas, se encuentran el posible asesinato del periodista Sebastián Moro”, entre otras 70 agresiones a periodistas relevadas en ese contexto.

Patrocinadas por los abogados Lyllan Luque y Claudio Orosz y acompañadas por militantes de la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos, se constituyeron como querellantes y plantearon que la muerte de Sebastián se enmarcó en una “cacería furiosa contra periodistas allegados al proceso de cambio impulsado por el gobierno de Evo Morales”, en un contexto de “genocidio” y como tal de crímenes de “lesa humanidad”, tipificación sustentada –entre otros hechos– en las 18 víctimas fatales del golpe de Estado y las masacres de Sacaba (9 personas asesinadas) entre el 15 y el 16 de noviembre y de Senkata (7 víctimas) el 19, cometidas por las fuerzas de seguridad a las órdenes del Gobierno de facto.

El 2017 Sebastián Moro, decidió viajar a Bolivia porque bajo la gestión de Mauricio Macri, como presidente no había espacio para periodistas que denunciaban casos de violaciones de Derechos Humanos y fue en búsqueda de un lugar donde continuar haciendo lo que le gusta hacer, ejercer el periodismo militante y territorial. Llega a La Paz, Bolivia en búsqueda de nuevos espacios hasta que consiguió trabajar en el semanario de Prensa Rural como Jefe de Edición, donde se transmitía las políticas del proceso de cambio hacia las comunidades indígenas y campesinas. Hasta que se pronuncio a demandar públicamente la dictadura boliviana el año pasado.

Respecto al triunfo del MAS en las elecciones del 18 de octubre y la presidencia de Arce Catacora, Penélope prefiere ser cauta en la expectativa en cuanto a los juicios por justicia. “celebramos que Bolivia recupere su democracia y también es fundamental para que se pueda abrir procesos de memoria, verdad y justicia. Tenemos pocas expectativas y sentimientos contradictorios porque primero tiene que limpiarse un sistema judicial viciado y el MAS tiene que ganar gobernabilidad después de ser tan azotado. Esperamos que Arce Catacora inicie un juicio por cada una de nuestras victimas y sobre todo se abra proceso de memoria por quienes dieron la vida y se recupere la memoria histórica pensando en la enseñanza que nos dejan que hoy ya no están”.

Conmemoraciones

Desde la Radio Nacional de Mendoza realizaron un programa especial y sacaron el siguiente comunicado “En conmemoración, como homenaje y como tributo, desde Radio Nacional Mendoza llevamos a cabo una transmisión especial en este aniversario, enfocada en la inmensa humanidad de Sebastián, como también en el estado actual de la causa judicial por su muerte, en circunstancias por demás sospechosas.

También se pronunciaron desde la CSUTCB en Bolivia “ Mediante su Ejecutivo Nacional Jacinto Herrera, manifestó que tras un año de la muerte de Sebastián Moro, no puede quedar en la impunidad, “…considerado y destacado uno de los periodista identificado con las clases empobrecidas del pueblo, hacemos memoria para honrar su legajo, porque su trabajo ha sido infinito al expresar sus ideas mediante Radio Comunidad, que pertenece hermanos campesinos de Bolivia, (…) hoy a un año de su deceso, exigimos un pronunciamiento del actual Gobierno para esclarecer su muerte, los culpables deberán pagar su culpa, de esa forma haremos justicia para Sebastián”, informaron.

Los periodistas de El Alto, presentaron una demanda penal contra el exministro de Gobierno, Arturo Murillo, y la ex titular de Comunicación, Roxana Lizárraga, además del excomandante de la Policía de La Paz por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, incumplimiento de deberes, lesiones gravísimas, vejaciones, torturas y delitos contra la libertad de prensa.

“Convocamos a todos los periodistas y trabajadores de la prensa que han sufrido agresiones durante el Gobierno transitorio. (…) En 2019, los periodistas han sido torturados, han sido lacerados en sus derechos. Entre ellos, Sebastián Moro, quien falleció a consecuencia de torturas. Acá el compañero fue atado a un poste y torturado, René Guarachi ha sido torturado en celdas policiales”, declaró el secretario de la prensa de la ciudad de El Alto, David Ticona Balboa.

Justicia por Sebastián Moro.

Por: Wilmer Canaviri

FOTOS: ARCHIVOS rrss

VER OTROS ARTÍCULOS DEL CASO SEBASTIÁN MORO

CDR

CDR Bolivia al aire, es un medio independiente, de interés periodístico social, cultural y de actualidad, cuyos pilares indispensables son el compromiso con los ciudadanos, la cultura y los derechos humanos. Con una amplitud de voces CDR Bolivia al aire, cuenta con propuestas en su labor que reflejan la diversidad, pluralidad, actualidad y responsabilidad, siendo un lazo entre los actores sociales que se integran a través de las actividades sociales y culturales

Related Articles

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificación de
Close